Así es el comportamiento del consumidor Paceño

Este artículo fue originalmente publicado en el semanario de negocios más influyente de Bolivia, Semanario Bolivian Business, en edición especial por el mes aniversario de la ciudad de La Paz.

Por si no lo compraron el fin de semana, aquí les comparto la nota que hice para la edición especial por el mes…

Posted by Serch on Wednesday, July 17, 2019
De la Fan Page de Serch

El mercado paceño es un mercado maduro, sabe lo que quiere. Es fiel a sus costumbres, pero con un toque de cosmopolitismo. Es cauteloso y exigente. El consumidor paceño hace valer cada centavo y, en temas comerciales, es bastante competitivo.

Podemos definir al consumidor paceño como una persona que esta dispuesta a pagar lo correcto por un producto que él perciba como bueno. Sin embargo, es un consumidor que no deja de ser sensible al precio.

El cliente de La Paz no es muy aventurero y confía en las recomendaciones de sus más allegados. No es arriesgado, es precavido y ahorrador. El consumidor paceño, a diferencia de los otros consumidores del país, es tradicionalista y ahorrador. Es por esta razón que marcas como KFC o Starbucks no llegan a la ciudad y comportamientos, como el consumo de un UBER, no se implantan muy rápidamente como en Santa Cruz por ejemplo.

En los últimos años los hábitos de consumo han evolucionado en el consumidor paceño, este comenzó a recurrir más a internet para informarse sobre opciones de productos o servicios.

Actualmente la comercialización de productos C2C (Consumer to Consumer, consumidor a consumidor) es más fuerte gracias al Marketplace que ofrece Facebook. El consumidor paceño vive conectado y muy informado, lo que dificulta la tarea de sorprenderlo con campañas publicitarias promedio o contenido de valor en redes.

El paceño también se a vuelvo impaciente y con expectativas más altas. Exige atención inmediata, personalización y asistencia 24/7. Por otro lado, el consumidor paceño recurre a internet en busca de productos novedosos para luego buscarlos en los mercados locales. Mira online y compra offline, especialmente ropa, accesorios, tecnología, utensilios y herramientas.

Hablando sobre la fidelidad del consumidor paceño, podría decirse que es tóxica, haciendo referencia a las parejas que se tratan mal pero que no se separan. El paceño es fiel aún cuando no este satisfecho con el producto o servicio. El miedo de aventurarse a probar nuevas marcas es la cadena que lo arraiga a este comportamiento.

Por ejemplo, los usuarios de telefonía móvil que, a pesar de que ahora podemos cambiar de telefonía sin perder el número, siguen quejándose sobre el servicio que ellos aún mantienen a su lado. Por otro lado, en los consumidores más jóvenes, no existe el temor de probar nuevas marcas si la primera no le satisface en su totalidad.

El consumidor paceño tiende a consumir marcas extranjeras porque son percibidas como de calidad. Existe cierta desconfianza en las marcas nacionales, especialmente cuando hablamos de ropa. Sin embargo, la nueva generación de consumidores se muestra más etnocentrista.

Los productos más demandados en la población paceña son, por lo general, la cerveza, cemento y pollo. La selección de estos y otros productos se tiene como base el precio, la recomendación de un amigo y la información obtenida de internet.

Para conquistar este mercado, se debe comunicar claramente la personalidad e imagen de marca, de la mano con alguna promoción que involucre el precio.

Nos leemos.

Deja un comentario